Morir de día

1 09 2011

(Interesante artículo publicado en Blogs&Docs)

Por Eulalia Iglesias, Diciembre 2010

Los estragos que causó la heroína sigue siendo un tema por el que se pasa de puntillas en las crónicas sobre los años setenta y ochenta en nuestro país. A partir de un proyecto de Joaquim Jordà, Laia Manresa y Sergi Dies le dan la vuelta a esa tendencia y vuelven la mirada hacia la contracultura de la transición a partir de cuatro de sus protagonistas, que fallecieron por el camino a causa del caballo.

En las imágenes finales de Morir de día, Laia Manresa y Sergi Dies recuperan unas declaraciones de Joaquim Jordà de 2006, poco antes de su muerte, en que anunciaba un próximo proyecto cinematográfico sobre la entrada de la heroína en la Barcelona de los años ochenta y las víctimas que causó, incrementadas con la posterior llegada del SIDA. El material de archivo sirve a los realizadores para acreditar de forma explícita el origen de su película. Éste era uno de los muchos trabajos que tenía Jordà sobre la mesa cuando falleció. Laia Manresa, coguionista habitual del cineasta y autora de su biografía en papel Joaquim Jordà.

Para seguir leyendon, aquí.





El campo para el hombre de Helena Lumbreras y Mariano Lisa

1 09 2011

(Interesante artículo publicado en Blogs&Docs)

Por Xan Gómez Viñas, Abril 2011

Helena Lumbreras y Mariano Lisa realizan en 1973 el mediometraje clandestino El Campo para el hombre. El filme, alejado de lecturas unívocas o discursos omniscientes tan propios de la cinematografía militante, se dirige a un campesinado que, en lugar de objeto de análisis, se convierte en sujeto enunciador de su propia historia.

En las postrimerías del franquismo, Helena Lumbreras y Mariano Lisa inician la grabación de El campo para el hombre, filme militante de 47 minutos de duración en el que, partiendo de un análisis marxista de la realidad histórica, ofrece una visión general de la situación del campesinado en el Estado español, representada por dos contextos extremos: el minifundio gallego y el latifundio andaluz. Con esta obra nace el Colectivo de Cine de Clase, grupo clandestino y militante heredero de todo un movimiento de cine de liberación que, tomando como modelo La hora de los hornos, recorría el mundo. Alejado de lecturas unívocas o discursos omniscientes tan propios de la cinematografía militante, El campo para el hombre se dirige a un campesinado que, en lugar de objeto de análisis, se convierte en sujeto enunciador de su propia historia. La búsqueda de un espectador activo, emancipado y de clase, diferencia la obra del Colectivo del simple panfleto unidireccional o del naciente “Cine Z” que combinaba en la época un discurso político supuestamente progresista con mecanismos expresivos alienantes propios de la narrativa clásica.

Para seguir leyendo, aquí.





El documental y los movimientos sociales en Catalunya

23 12 2010

(Interesante artículo publicado en Blogs&Docs)

Por Dan Ortínez Martí, Sep 09

El 1979 la Asamblea de Trabajadores de Numax decidió gastarse las últimas 600.000 pesetas de la caja en la producción de un documental. Le pidieron a Joaquim Jordà que construyera Numax Presenta, una película sobre el proceso de autogestión de la fábrica. Han pasado tres décadas y se han multiplicado los documentales que salen de los propios movimientos sociales, es decir, desde las organizaciones asamblearias de base que trabajan fuera de los marcos institucionales.

Para continuar leyendo, aquí.